lunes, 25 de abril de 2011

Decidete a volar...


La Ética del y la  Asistente Administrativo-a

Se dice que en realidad la labor de administración, organización y tareas secretariales era exclusivo primero de los caballeros, fue cuando éstos en su mayoría tuvieron que ir a la guerra, por lo que las mujeres se vieron en la nececidad de apoyar a sus esposos y fueron ocupando estos espacios.


Se piensa que ellos luego quedaron fuera de las oficinas, sin embargo pues hoy en día, los hombres de negocios siguen dirigiéndose al liderazgo en la toma de decisiones, aunque ya no es una autoridad que ejercen solos, pues se complementa con el apoyo de las mujeres, lo que hace que el éxito sea encaminado con mayor visión y proyección.
Administradores, Contadores, Gerentes, Jefes son algunos de los hombres de oficina y al formar parte del personal administrativo no les debe ser lejano nada referente a la oficina, por lo que como buenas asistentes debemos procurar un trabajo compartido.

El termino Secretaria, como sabemos, viene de la palabra SECRETO y hoy en día se ha convertido en  la asistente del jefe o sea su mano derecha y en el marco de la equidad de género es una profesión que practican ambos sexos en las  empresas de todo el mundo.

Un SECRETO es algo que pocos conocen, algo que no se dice a todo el mundo, solamente reservado a unos cuantos; por lo tanto podemos decir que es un privilegio conocer un secreto, pero también una gran responsabilidad.

Conservar la Ética, para muchos es sólo un discurso, pues al momento de llevarlo a la práctica son miles de cuestionamientos los que pueden surgir para que un profesional deje a un lado su ética, lo cual realmente es una lástima.

En el caso de los asistentes, la ética es uno de los principales valores que debe cultivar, pues es la base de su trabajo; día con día pasa por nuestras manos información de la empresa, del jefe, de los proveedores, de los clientes; información que debemos saber cuidar y respetar porque si bien tenemos el privilegio de tener, igual no nos pertenece.

Además de la discreción, dentro de la ética administrativa deben primar el buen comportamiento, la responsabilidad, la cordialidad y el deseo de brindar un buen servicio, ser cordial.

Nuestra misión es hacer a los demás la vida más fácil.

Los y las asistentes que son capaces de brindar un trato cordial han escuchado quejas como "Si pues señorita, en la otra oficina la señorita no me explico cómo era este trámite", o "hay caballero, usted si me escucha y hasta sabe mi nombre, la otra me dijo solamente deme su ticket", lo cual nos hace saber lo importante también que es saber escuchar a las personas y ponernos en su lugar, tratar a los demás como esperamos ser tratados, empatía.

Ser secretaria o asistente administrativo es tener un cargo de confianza, que más allá de formarse en Institutos o Universidades en la parte técnica, se forma de una red de valores adquiridos en casa y en la sociedad y como tal no sólo deben ser mostrados en nuestro trabajo sino en nuestro estilo de vida, debe ser un traje de actitud.


                                  DECALOGO DEL Y LA ASISTENTE ADMINISTRATIVO-A
1. Sé siempre sincero-a pero sin ofender. El deseo de servir y no el de servirse debe ser el faro orientador de tu sinceridad.
2. Esfuérzate en despertar en ti y en todo lo que te rodea el sentido ético latente en todo ser humano.
3. Crea un ambiente de cordialidad en la oficina, siendo cortés, comprensiva y cooperativa.

4. Regocíjate si eres responsable, reedúcate para perfeccionar tus conocimientos. La responsabilidad es uno de los pilares donde descansa el éxito.

5. Entusiásmate, tu entusiasmo aumenta tu eficienciay te permitirá cosechar grandes satisfacciones.

6. Se una persona discreta y utiliza el tacto con todos, con tus superiores, con tus subordinados, con tus compañeros, con tus colaboradores, con las personas que atiendes y puedes ayudar.

7. Ama tu trabajo, amando tu trabajo amas al prójimo y también a Dios.

8. Respétate a ti mismo-a y respeta a los demás, recuerda que así se gana el derecho a ser respetado-a.

9. Interésate sinceramente en todo lo que te rodea. Este sincero interés te permitirá desarrollar al máximo todas tus personalidades.

10. Actúa con lealtad, pero que la máxima expresión de tu lealtad no sea tu adhesión incondicional a una persona, sino a lo bueno, a lo correcto, a lo ético a lo justo.




O R A C I O N
Te doy gracias Señor por permitirme ser un-a profesional, y que con mi trabajo pueda sostener a mi familia y sentirme útil en la sociedad, que pueda involucrarme con la prosperidad de los seres que amo.
Dame, ¡oh mi Señor! La paciencia de Job, la sabiduría de Salomón, la discreción de María, la lealtad de Juan Apóstol y la hacendosidad de Martha.
Haz Señor que me despierte cada mañana con una amplia sonrisa, dispuesto-a a comprender el mundo entero. Que no me llamen sólo los trabajos fáciles, pues es tan satisfactorio hacer lo que otros esquivan y asumir nuevos retos, teniendo la oportunidad de aprender.



Señor, te doy gracias por haberme dado una labor que me permita realizarme como persona, sirviéndote a ti, a mi prójimo, a mi empresa y a mi patria, que no me sienta desvalorado-a ni menospreciado-a, pues la función que realizo aunque no sea siempre reconocida sé que es vital. Amén




Origenes del Festejo
Aunque se dice que en realidad la labor secretarial era ejercida por varones, se reconoce como la primera secretaria a la primera mujer que manejo una máquina de escribir, cuentan así que durante la segunda etapa de la Revolución Industrial, en el siglo XIX, Christopher Sholes inventó la máquina de escribir.

Su hija Lilian Sholes fue una de las primeras personas en comprobar la eficacia del invento. De esta manera, se convirtió en la primera mujer que se presentó en público escribiendo a máquina, como antes la labor de las secretarias era principalmente el redactar los documentos, se puede decir que se convirtió en la primera Secretaria.


Asimismo existe otra  historia, aquí se señala que el evento para reunir a las secretarias fue organizado por la Asociación Nacional de Secretarias (ahora conocida como la Asociación Internacional de Profesionales Administrativos) en 1952 en Estados Unidos.

El festejo se llamó la "Semana Nacional de las Secretarias", y fue creado con la colaboración además de ejecutivos de relaciones públicas y un consorcio de fabricantes de productos de oficina.

El objetivo era reconocer las contribuciones de las secretarias en el lugar de trabajo, y atraer más gente hacia los puestos administrativos y de secretaria.

En el 2000, la Asociación Internacional de Profesionales Administrativos cambió el nombre de la celebración por la Semana de los Profesionales Administrativos, la tercera semana de abril, y el Día de los Profesionales Administrativos, el 21 de abril, como una forma de reconocer los cambiantes nombres de los puestos dentro de las empresas y las cada vez mayores responsabilidades de la fuerza de trabajo administrativa.

Ahora la Celebración para las profesionales en Secretariado se realiza el 26 de Abril y aunque ya hay nuevas denominaciones como el de Asistentes Administrativas o Asistentes de Gerencia, sabemos que la labor que realizamos es importante y de servicio, en busca de contribuir a lograr los objetivos de la Institución en las que nos desempeñemos. 



 Liderazgo y Humildad

Escrito por: Delfo Tomislav Gastelo Miskulin


"La humildad es como la luz al final del túnel, en medio del túnel puedo mirar atrás y retroceder en la oscuridad para perderme en mi soberbia, en cambio si miro adelante, veré que al fondo brilla la esperanza de poder reconocer que he fallado y que pondré los medios para corregir mis errores, empezar de nuevo, y transmitir esa actitud de amor en la empresa.



La gran crisis humana en los grupos de trabajo y en todas las agrupaciones, se debe primordialmente a una falta de humildad, para saber recomenzar cuando se ha fallado, pero también para tener la valentía de reconocer en qué hemos caído, y cómo nos corregiremos. Este caerse y saber levantarse con dignidad, encierran el ciclo de vida de todo gran líder.


Humildad implica no sentir más que los demás, esperando, a veces obsesivamente a sentirse servido por los colaboradores, sino mas bien a servir a quienes nos rodean y a quienes debemos ayudar a que se desarrollen como personas.


Cuando suceden estas situaciones conflictivas en cualquier grupo, tenderemos a dos caminos, el de negarlo todo o el de reconocer. La primera nos lleva a centrarnos en nuestro amor propio, la segunda nos permite ponernos en el lugar de los demás. Dirigir una empresa no sólo exige estar pendiente del presente, sino también actuar correctamente para que mi actual labor no perjudique a la institución en su futuro. La clave para liderar es la humildad.
 http://secretariasweb.blogspot.com

2 comentarios:

Publicar un comentario

No olvides dejar tu comentario

Unordered List

Sample Text

Páginas vistas en total

ENCUENTRA LO QUE BUSCAS AQUI

Lic.Candy Liset Posada. Con la tecnología de Blogger.

Buscar este blog

Entradas populares

Popular Posts

Text Widget